Información para el paciente con escoliosis

Del griego “Skolios” torcido, se refiere a una curvatura anormal (mayor a 10 grados) en la columna vertebral en el plano forntal en forma permanente. Es una enfermedad evolutiva, que sin tratamiento oportuno, se va agravando con el desarrollo.


¿Cuán frecuente es?

Los estudios de prevalencia hablan de un 3% en la población general de niños y niñas. Es más frecuente en mujeres y en Chile se calcula entre 740 y 1.100 niños que requieren cirugías cada año.

¿Qué tipos de escoliosis existen?

La mayoría de las veces (75%) se desconoce la causa, lo que se denomina Escoliosis Idiopática, esta se subclasifica por edad:

  • 0-10 años: Escoliosis de inicio temprano
  • Mayor de 10 años: Escoliosis adolescente

Otros tipos son:

Escoliosis Congénita: Presente desde el nacimiento, asociada a malformación vertebral
Escoliosis Neuromuscular: Desarrollada como síntoma secundario de otra enfermedad que afecta el sistema musculoesquelético, ej: Parálisis cerebral.

¿Cómo se diagnostica?

La clave es el examen clínico, el cual evaluará su médico tratante.Un aporte fundamental lo entregan las radiografías de columna. Ocasionalmente para completar el estudio se solicitan otros tipos de imágenes.


¿Cuándo consultar a un médico?

Por lo general si nota algún signo o síntoma en su hijo tales como hombros desnivelados, cintura asimétrica, pelvis desnivelada, presencia de joroba, con y sin dolor asociado.
Sin embargo las curvaturas leves pueden formarse sin que los padres o niños lo noten, ya que se manifiestan gradualmente y por lo general no producen dolor.

¿Cuál es su tratamiento?
El tratamiento dependerá de muchos factores como la causa de la escoliosis, localización de la curva, la severidad y la etapa de crecimiento del paciente. Si bien la mayoría de los pacientes no requieren tratamiento, esta patología debe ser controlada con su médico tratante.
Otros pacientes serán candidatos a un corsé, mientras que si la curvatura de la columna es severa o progresiva en el tiempo, podrá ser necesaria una cirugía.

¿Qué puede pasar en caso de no tratar al paciente?
Si bien la mayoría de los pacientes presentan una forma leve de esta patología, algunos podrían llegara a desarrollar:

  • Daño pulmonar: En la escoliosis severa, la caja torácica podría limitar el funcionamiento pulmonar.
  • Dolor en la espalda: Los adultos que tuvieron escoliosis en la infancia tienen mayor probabilidad de sufrir dolor crónico en la espalda que la población general.
  • Aspecto: A medida que la escoliosis empeora podría ocasionar cambios notorios en el aspecto físico. Las personas que padecen escoliosis pueden sentir vergüenza de su autoimagen.